Torta Chaja


¿Por qué se llama torta chajá?

La torta Chajá recibe su nombre en honor a una ave llamada Chajá, la cual es característica de Uruguay, país de origen de esta deliciosa torta. La conexión entre el nombre y el postre se debe a que la apariencia de la torta se asemeja a un nido de pájaro.


¿Dónde se originó el postre chajá?

La torta Chajá fue creada en 1927 por Orlando Castellano, un reconocido pastelero uruguayo. Él ideó esta receta inspirándose en la forma de los nidos de los Chajás y utilizó ingredientes como bizcochuelo, duraznos, crema chantilly, merengue y almendras tostadas para representar los elementos que se encuentran en el nido de estas aves.


Ingredientes:

  • 6 huevos
  • 200 g de azúcar
  • 200 g de harina
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 200 ml de crema de leche
  • 200 g de duraznos en almíbar
  • 200 g de dulce de leche
  • 100 g de merengue italiano
  • Almendras tostadas (opcional)

Instrucciones:

Precalienta el horno a 180°C (350°F).

En un tazón grande, bate los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa y de color claro.

Agrega la esencia de vainilla y mezcla bien.

Tamiza la harina y el polvo de hornear sobre la mezcla de huevo y azúcar. Incorpora suavemente con movimientos envolventes hasta obtener una masa homogénea.

Vierte la masa en un molde redondo previamente engrasado y enharinado. Asegúrate de que el molde tenga un diámetro adecuado para la torta.

Hornea durante aproximadamente 25-30 minutos, o hasta que un palillo insertado en el centro de la torta salga limpio.

Mientras la torta se enfría, corta los duraznos en almíbar en rodajas finas.

Una vez que la torta esté completamente fría, córtala por la mitad horizontalmente para obtener dos capas.

Extiende una capa generosa de dulce de leche sobre una de las capas de la torta.

Agrega una capa de rodajas de durazno sobre el dulce de leche.

Cubre con la otra capa de torta.

Bate la crema de leche hasta obtener picos firmes y úntala sobre la torta para cubrirla completamente.

Cubre la torta con el merengue italiano y decora con almendras tostadas (opcional).

Refrigera la torta durante al menos una hora antes de servir, para que se asienten los sabores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


You’ll also love