Pan Casero con levadura

Ingredientes:

  • 500 g de harina de trigo (puede ser harina de pan o harina común)
  • 10 g de levadura fresca o 5 g de levadura seca
  • 10 g de sal
  • 300 ml de agua tibia
  • 1 cucharada de aceite de oliva (opcional)

Instrucciones:

  1. Preparación de la masa: En un tazón grande, mezcla la harina y la sal. En un recipiente aparte, disuelve la levadura en el agua tibia y déjala reposar durante unos minutos hasta que se active y forme burbujas. Si estás utilizando levadura seca, sigue las instrucciones del empaque para activarla.
  2. Amasado: Agrega la levadura activada al tazón con la harina y la sal. Mezcla bien los ingredientes con una cuchara o tus manos hasta formar una masa pegajosa. Luego, coloca la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y amásala durante unos 10-15 minutos, hasta que esté suave y elástica. Si lo deseas, puedes agregar una cucharada de aceite de oliva durante el amasado para obtener una textura más suave.
  3. Levado: Forma una bola con la masa y colócala en un tazón ligeramente engrasado con aceite. Cubre el tazón con un paño limpio y deja que la masa repose en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.
  4. Segundo amasado y forma del pan: Una vez que la masa haya levado, retírala del tazón y amásala nuevamente durante unos minutos para quitar el exceso de aire. Luego, dale forma al pan: puedes hacerlo redondo, alargado o en forma de hogaza, según tus preferencias. Coloca el pan en una bandeja para hornear ligeramente enharinada.
  5. Levado final: Cubre el pan con un paño limpio y déjalo reposar durante aproximadamente 30-45 minutos más, hasta que vuelva a aumentar su tamaño.
  6. Horneado: Precalienta el horno a 220°C. Antes de colocar el pan en el horno, puedes hacer unos cortes diagonales en la parte superior con un cuchillo afilado para ayudar a que se expanda durante la cocción. Hornea el pan durante unos 25-30 minutos, o hasta que esté dorado en la parte superior y suene hueco al golpearlo en la base.
  7. Enfriado y disfrute: Retira el pan del horno y déjalo enfriar sobre una rejilla antes de cortarlo. ¡Disfruta tu pan casero recién horneado!

Recuerda que hacer pan casero requiere práctica y paciencia, pero el resultado final merece la pena.

¡A disfrutar de tu pan recién horneado!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


You’ll also love