Masa madre


¿Qué es y para qué sirve la masa madre?

La masa madre es una mezcla de harina y agua que ha fermentado naturalmente gracias a la acción de levaduras y bacterias presentes en el ambiente. Sirve como agente leudante en la preparación de pan y otros productos de panadería.


¿Qué tan sano es el pan masa madre?


El pan hecho con masa madre puede ser considerado una opción más saludable en comparación con el pan comercial convencional. La fermentación natural de la masa madre contribuye a varios beneficios para la salud.


Ingredientes:

  • 150 g de harina de trigo integral
  • 150 ml de agua sin cloro

Instrucciones:

Día 1:

  1. En un frasco de vidrio limpio, mezcla 50 g de harina de trigo integral con 50 ml de agua sin cloro hasta obtener una mezcla homogénea.
  2. Cubre el frasco con un paño limpio y deja reposar a temperatura ambiente (aproximadamente 20-25 °C) durante 24 horas.

Día 2:

  1. Agrega otros 50 g de harina de trigo integral y 50 ml de agua sin cloro a la mezcla en el frasco.
  2. Mezcla bien, cubre nuevamente con el paño y deja reposar durante 24 horas más.

Día 3:

  1. Repite el mismo proceso del día anterior, agregando otros 50 g de harina de trigo integral y 50 ml de agua sin cloro a la mezcla.
  2. Mezcla bien, cubre y deja reposar durante otras 24 horas.

Día 4:

  1. Deberías comenzar a ver signos de actividad en tu masa madre, como burbujas y un aroma ácido agradable.
  2. Para fortalecer tu masa madre, desecha aproximadamente la mitad de la mezcla y agrega otros 50 g de harina de trigo integral y 50 ml de agua sin cloro. Mezcla bien, cubre y deja reposar durante 24 horas más.

Día 5:

  1. Tu masa madre debería estar lista para ser utilizada en la elaboración de pan. Debería tener un aroma agradablemente ácido y estar llena de burbujas.
  2. Puedes conservarla en el refrigerador y alimentarla regularmente para mantenerla activa.

Recuerda Que

la masa madre requiere cuidado y alimentación regular. Para alimentarla, retira y desecha aproximadamente la mitad de la masa madre y luego agrega la misma cantidad de harina y agua (por ejemplo, 50 g de masa madre descartada, 50 g de harina y 50 ml de agua) para mantenerla activa.

¡Disfruta de la magia de hacer pan con tu propia masa madre casera!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


You’ll also love