Crepas

Delicias en capas: La historia irresistible de las crepas


Historia de la receta:

Las crepas, ese exquisito manjar de origen francés, tienen una historia fascinante que se remonta a siglos atrás. Descubre cómo esta deliciosa y versátil receta ha conquistado corazones en todo el mundo, desde su origen humilde hasta su estatus como un plato elegante y sabroso en la actualidad.

Cantidad de ingredientes necesarios para la receta:

  • 1 taza de harina
  • 2 huevos
  • 1 1/4 taza de leche
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/4 cucharadita de sal
  • Aceite vegetal para engrasar la sartén

Preparación:

  1. En un tazón grande, tamiza la harina y haz un hueco en el centro.
  2. Agrega los huevos en el hueco y bátelos ligeramente.
  3. Incorpora gradualmente la leche mientras sigues batiendo hasta obtener una masa suave y sin grumos.
  4. Agrega la mantequilla derretida, el azúcar y la sal, y mezcla bien.
  5. Cubre la masa y déjala reposar en el refrigerador durante al menos 30 minutos.
  6. Calienta una sartén antiadherente a fuego medio y engrásala ligeramente con aceite vegetal.
  7. Vierte aproximadamente 1/4 de taza de masa en la sartén y gira la sartén rápidamente para distribuir la masa de manera uniforme.
  8. Cocina la crepa durante aproximadamente 1-2 minutos hasta que los bordes estén dorados.
  9. Voltea la crepa con una espátula y cocínala por otros 30 segundos a 1 minuto.
  10. Retira la crepa de la sartén y repite el proceso con el resto de la masa.

Consejos:

  • Asegúrate de tamizar la harina para evitar grumos en la masa.
  • Si deseas crepas más ligeras, puedes usar mitad leche y mitad agua en la receta.
  • Para evitar que las crepas se peguen, engrasa la sartén con aceite después de cada crepa.
  • Puedes rellenar las crepas con una variedad de ingredientes dulces o salados, como frutas, chocolate, queso, jamón, espinacas, entre otros.
  • Si quieres disfrutar las crepas más tarde, puedes apilarlas entre capas de papel encerado y refrigerarlas. Luego, caliéntalas en un sartén antes de servirlas.

¡Prepárate para una experiencia culinaria única con estas crepas irresistibles!


¿Qué tipo de crepas hay?

Existen una gran variedad de crepas, tanto dulces como saladas, que pueden satisfacer cualquier antojo y adaptarse a diferentes gustos y preferencias. Aquí te presento algunos tipos populares de crepas:

  1. Crepas dulces:
    • Clásicas: Se rellenan con ingredientes dulces como mermelada, chocolate, crema batida, frutas frescas, miel, azúcar glas o helado.
    • Suzette: Se sirven con una salsa de naranja y licor Grand Marnier que se flambea, creando un sabor dulce y cítrico.
    • Nutella: Rellenas con Nutella, una popular crema de avellanas y chocolate, que se derrite suavemente dentro de la crepa.
    • Manzana canela: Las crepas se rellenan con manzanas salteadas en mantequilla y canela, y se sirven con salsa de caramelo.
  2. Crepas saladas:
    • Queso y espinacas: Rellenas con queso ricotta o queso de cabra y espinacas salteadas, creando un sabor sabroso y saludable.
    • Jamón y queso: Una combinación clásica que nunca falla. Se rellenan con jamón y queso derretido, y se pueden agregar otros ingredientes como champiñones o tomates.
    • Pollo y champiñones: Las crepas se rellenan con pollo desmenuzado, champiñones salteados en mantequilla y una salsa cremosa.
    • Caprese: Se rellenan con tomates frescos, mozzarella y albahaca, y se sirven con una vinagreta balsámica.

Estos son solo algunos ejemplos, pero las opciones son prácticamente infinitas. Puedes combinar ingredientes a tu gusto y experimentar con diferentes sabores y texturas para crear tus propias crepas personalizadas. ¡La creatividad culinaria no tiene límites cuando se trata de crepas!

¿Qué diferencia a crepes and Waffles?

Las crepas y los waffles son dos deliciosos platillos que se disfrutan en diferentes partes del mundo. Aunque ambos son a base de masa y se cocinan en una superficie caliente, existen algunas diferencias distintivas entre ellos:

  1. Composición de la masa:
    • Crepas: La masa de las crepas se prepara con harina, huevos, leche y mantequilla derretida. La consistencia de la masa es muy líquida y se extiende en una capa delgada en la sartén.
    • Waffles: La masa de los waffles es más espesa y se hace con harina, huevos, leche, mantequilla y, a menudo, se le agrega un agente leudante como polvo de hornear. Esto hace que la masa sea más esponjosa y ligera.
  2. Textura y sabor:
    • Crepas: Las crepas tienen una textura muy delgada y flexible, similar a una especie de panqueque muy fino. Son ligeras y tienden a tener un sabor neutro, lo que las hace muy versátiles para combinar con una amplia variedad de rellenos dulces o salados.
    • Waffles: Los waffles tienen una textura más crujiente en el exterior y esponjosa en el interior debido a su masa más espesa. Tienen un sabor ligeramente dulce y a menudo se disfrutan con ingredientes como jarabe de arce, mantequilla, frutas o crema batida.
  3. Forma y apariencia:
    • Crepas: Las crepas son planas y se cocinan en una sartén plana o crepera. Son flexibles y se pueden enrollar o doblar para rellenarlas.
    • Waffles: Los waffles tienen una forma característica, con cavidades o rejillas, debido al patrón de la plancha en la que se cocinan. Esto les da una apariencia distintiva y les ayuda a atrapar los jarabes y otros condimentos en su interior.

Ambos platillos son deliciosos y pueden ser disfrutados en diferentes ocasiones. Mientras que las crepas son más conocidas por su versatilidad en cuanto a rellenos y sabores, los waffles son populares por su textura crujiente y su forma característica. ¡Cualquiera que sea tu elección, seguro que disfrutarás de un festín sabroso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


You’ll also love