Biscochuelo Casero

¡Prepara un biscochuelo casero humedo que deleitará tu paladar! Nuestra receta de biscochuelo esponjoso y fácil de hacer te permitirá disfrutar de un postre casero delicioso y satisfactorio. Con ingredientes simples como huevos, azúcar, harina, polvo de hornear y esencia de vainilla, podrás crear un biscochuelo perfecto para cualquier ocasión. Ya sea para un cumpleaños, una celebración o simplemente para darte un capricho, este biscochuelo hecho con harina te sorprenderá con su textura suave y su sabor irresistible. Añade tu toque personal decorándolo con azúcar en polvo, frutas frescas o un delicioso glaseado. ¡Prepárate para disfrutar de un bocado delicioso y lleno de dulzura con nuestro biscochuelo casero!

¿Como hacer un biscochuelo casero ?

Aquí tienes la receta para hacer un delicioso biscochuelo casero:

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 200 g de azúcar
  • 200 g de harina de trigo
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Pizca de sal

Instrucciones:

  1. Precalienta el horno a 180°C. Engrasa y enharina un molde para biscochuelo.
  2. En un tazón grande, bate los huevos junto con el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa y de color claro.
  3. Agrega la esencia de vainilla y mezcla bien.
  4. En otro recipiente, tamiza la harina, el polvo de hornear y la pizca de sal. Mezcla los ingredientes secos.
  5. Incorpora los ingredientes secos a la mezcla de huevos y azúcar, y mezcla con movimientos suaves y envolventes hasta obtener una masa homogénea.
  6. Vierte la masa en el molde preparado y extiéndela de manera uniforme.
  7. Lleva el molde al horno y hornea durante aproximadamente 25-30 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro del biscochuelo, este salga limpio.
  8. Una vez cocido, retira el molde del horno y deja que el biscochuelo se enfríe en el molde durante unos minutos. Luego, desmóldalo y colócalo sobre una rejilla para que se enfríe por completo.
  9. Una vez frío, puedes decorar el biscochuelo con azúcar en polvo, glaseado, crema batida o frutas frescas, según tu preferencia.

¡Y ahí lo tienes! Un biscochuelo casero esponjoso y delicioso, perfecto para disfrutar solo o como base para pasteles y postres. ¡Disfruta de tu creación casera!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


You’ll also love